PILATES Y EJERCICIO EN EL EMBARAZO

¡HOLA MUNDO!
03/03/2017
Suplementación con β-Alanina
19/04/2017

No se me ocurre un momento mas importante para estar en forma y saludable que cuando estas “fabricando” a tu descendencia. Tanto antes como durante y después del embarazo son momentos cruciales en nuestra vida, para las mamás y para los papás (si, también los papás deberían cuidar su forma física). Y cómo olvidar al bebé, lo primero que vamos a darle va a ser nuestra herencia genética, así que ¿por qué no darle lo mejor posible?

Ahora alguien dirá “la genética no se puede cambiar” y es cierto, no podemos modificarla pero si la forma en la que esta se expresa. Según lo que hagamos en nuestra vida diaria, cómo comamos, el ejercicio que realicemos, nuestros genes van a expresarse de una forma u otra y eso es lo que transmitimos a nuestros descendientes. No hace falta decir que cuanto mejor hagamos las cosas mejores respuestas obtendremos y cuanto peor lo hagamos peores serán las consecuencias.

El ejercicio bien hecho siempre es recomendable, en el caso del Pilates para embarazadas se recomienda comenzar durante el segundo trimestre, cuando el abdomen comienza a crecer y las articulaciones están más flexibles, en estos momentos el cuerpo necesita tonificación y preparación física para prevenir problemas y prepararse para el tercer trimestre y el parto.

Beneficios durante la gestación:
– Fortalecimiento de la pared abdominal, lo que favorecerá a la expulsión en el trabajo de parto.
– Prevención de la separación anormal de los músculos de pared abdominal.
– Disminución de la curva lumbar causada por el aumento de tamaño y peso del abdomen
– Disminución de la tensión generada en los músculos, a través de la relajación y estiramientos.
– Fortalecimiento de la musculatura de las piernas, estimulando la circulación sanguínea.
– Fortalecimiento de la musculatura de los brazos para adaptar la postura al aumento de peso y volumen del pecho.
– Mejoría del sueño y de la concentración
– Mejoría del mecanismo respiratorio debido a una mejor oxigenación de los tejidos y del bebé.

Beneficios durante el parto:
– Beneficios durante el parto. Partos de menor duración, menos cesáreas.
– Concienciación corporal de las posturas durante el parto.
– Aumento de la resistencia y de la relajación.

Beneficios después del parto:
– Rápida recuperación del posparto, fortaleciendo la zona abdominal.
– Reducción de los síntomas de incontinencia, mejoría de la circulación y estreñimiento.

No esperes a que te lo cuenten, porque el reposo absoluto nunca es la mejor opción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *