PILATES Y EJERCICIO EN EL EMBARAZO
28/03/2017

El momento en el que probé la β-Alanina tuve que añadirla a mi lista de suplementos favoritos. Si ya la has usado correctamente sabrás por qué, pero si no la has usado nunca y eres un deportista avanzado esto puede interesarte.

Lo que nos aporta la  β-Alanina es que incrementa la síntesis de carnosina en el músculo. ¿Te has quedado igual que estabas verdad? Jeje Voy a olvidarme de palabras “raras”.

Vamos con lo que nos interesa de verdad. ¿Cuántas veces estás terminando una serie de sentadillas y tienes que parar porque te queman tanto las piernas que no puedes seguir? Si eres una persona comprometida con tu entrenamiento seguro que muchas veces.  La carnosina entre otras cosas lo que hace es regular el PH muscular, traducido, significa que no vamos a tener esa sensación a veces tan incomoda de ardor o quemazón durante la práctica deportiva o que por lo menos vamos a retrasarla unos cuantos segundos más. Sabiendo esto es más fácil deducir que es de gran ayuda en deportes que produzcan una gran cantidad de lactato, como puede ser hacer pesas en el gimnasio (siempre que se haga con una intensidad considerable).

En el lado de los inconvenientes tenemos el picor en algunas extremidades que puede producir, el cual es inocuo y debido posiblemente al aumento plasmático de este aminoácido. Suele durar entre 10 y 30 minutos y como he mencionado no tiene ningún efecto negativo. Incluso a mucha gente lo que mas le gusta de este suplemento es precisamente ese “efecto secundario”.

Comparte el mismo transportador que la Taurina, esto significa que puede disminuir su concentración en el músculo esquelético, por lo que no es recomendable abusar de la  β-Alanina. Este, junto al picor, son los únicos efectos secundarios que se han encontrado, lo cual es una buena noticia dados sus beneficios. Se puede decir que es un suplemento seguro en las dosis adecuadas.

Ya que es un suplemento nutricional, aun no siendo nocivo, siempre recomendamos no tomar nada sin un correcto asesoramiento por alguien cualificado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *